Poza de la Sal es una villa y un municipio español ​ en el partido judicial de Briviesca, comarca de Bureba, provincia de Burgos, comunidad autónoma de Castilla y León. Junto a los municipios de Oña y Frías conforma la mancomunidad Raíces de Castilla.

Historia

Existen restos arqueológicos que aseguran presencia humana en el páramo desde el Neolítico, como las estructuras megalíticas de Altotero, Poza I y Túmulo del Hoyo.​ ​

La antigua Salionca de los autrigones existió en la Edad del Bronce y del Hierro, con vestigios en el emplazamiento del Castellar y los aledaños de la fortaleza pozana.​ ​ La urbe cobró importancia con la conquista romana al convertirse en uno de los principales centros productores de sal, indispensable para la conservación de los alimentos.

A finales del siglo IX el conde Diego Rodríguez Porcelos repobló Poza construyendo el castillo para la defensa del nuevo territorio. Esta repoblación se enmarca en el mismo periodo que la construcción del castillo de Pancorbo y la fundación de Burgos en 884, fijándose nuevas fronteras.

A la caída del Antiguo Régimen queda constituida como ayuntamiento constitucional del mismo nombre en el partido Briviesca, región de Castilla la Vieja, contaba entonces con 2.006 habitantes.

Lugares de interés

  • Casco antiguo (Declarado BIC en 1982)
  • Las salinas
  • Iglesia de San Cosme y San Adrián
  • Castillo